Regístrese gratis y acceda a nuestros contenidos como usuario Registrarse
Feed

La UE pone la LUPA sobre el FRACKING

La UE pone la lupa a través de la RECOMENDACIÓN DE LA COMISIÓN de 22 de enero de 2014 sobre principios mínimos para la exploración y producción de hidrocarburos (como el gas de esquisto) utilizando la fracturación hidráulica de alto volumen (2014/70/UE) publicada en el Diario Oficial DOUE del 08/02/2014

El Fracking es un término anglosajón que se refiere a la técnica de fracturación hidráulica para la extracción de gas no convencional. Consiste en la extracción de gas natural mediante la fracturación de la roca madre (pizarras y esquistos). Para extraer el gas atrapado en la roca se utiliza una técnica de perforación mixta: en primer lugar se perfora hasta aprox 5000 metros en vertical y después se perfora varios kilómetros en horizontal . Entonces se inyecta agua con arena (98%) y una serie de aditivos químicos (2%) a gran presión. Esto hace que la roca se fracture y el gas se libera y asciende a la superficie a través del pozo.

La Recomendación establece los principios mínimos necesarios para apoyar a los Estados miembros que deseen realizar actividades de exploración y producción de hidrocarburos mediante la fracturación hidráulica de alto volumen, garantizando al mismo tiempo la preservación de la salud pública, el clima y el medio ambiente, el uso eficiente de los recursos y la información del público.

Al ser una Recomendación ,los Estados miembros cuando apliquen o adapten las disposiciones por las que se transpone a nivel nacional la legislación pertinente de la Unión a las necesidades y especificidades de la exploración y producción de hidrocarburos utilizando la fracturación hidráulica de alto volumen, deben respetar esos principios, que se refieren a la planificación, la evaluación de las instalaciones, las autorizaciones, el comportamiento operativo y ambiental y la clausura, así como a la participación del público y la difusión de información..

Se entiende por  «fracturación hidráulica de alto volumen» la inyección en un pozo de 1 000 m 3 o más de agua por fase de fracturación, o de 10 000 m 3 o más de agua durante todo el proceso de fracturación;e Instalación: incluye cualquier estructura subterránea asociada diseñada para la exploración o producción de hidrocarburos utilizando la fracturación hidráulica de alto volumen .

Antes de conceder una autorización para una exploración y/o producción de hidrocarburos que puedan dar lugar a la aplicación de la fracturación hidráulica de alto volumen, los Estados miembros deben preparar una evaluación ambiental estratégica para prevenir, gestionar y reducir los impactos y los riesgos para la salud humana y el medio ambiente. Esa evaluación debe realizarse sobre la base de los requisitos de la Directiva 2001/42/CE.

Los Estados miembros deben establecer normas claras sobre posibles restricciones de actividad, por ejemplo en zonas protegidas o expuestas a inundaciones o a seísmos, así como sobre las distancias mínimas entre las operaciones autorizadas y las zonas residenciales y las zonas de protección de las aguas. Asimismo, deben establecer limitaciones en relación con la profundidad mínima entre la superficie que va a fracturarse y las aguas subterráneas.

Los Estados miembros deben adoptar las medidas necesarias para garantizar que se realice una evaluación de impacto ambiental sobre la base de los requisitos de la Directiva 2011/92/UE.

Los Estados miembros deben brindar a la población afectada la oportunidad real de participar desde el principio en el desarrollo de la estrategia a que se refiere lo anteriormente citado.

Los Estados miembros deben tomar las medidas necesarias para garantizar la idoneidad de la formación geológica de un emplazamiento para la exploración y producción de hidrocarburos utilizando la fracturación hidráulica de alto volumen. Deben velar por que los operadores realicen una caracterización y una evaluación de riesgos del emplazamiento potencial, de la superficie circundante y del subsuelo.

La evaluación de riesgos debe basarse en datos suficientes que permitan caracterizar la superficie potencial donde van a realizarse la exploración y la producción e identificar todas las posibles vías de exposición. De ese modo podrán evaluarse el riesgo de fugas o migraciones de fluidos de perforación, fluidos de fracturación hidráulica, material en estado natural, hidrocarburos y gases desde el pozo o la formación objetivo, así como el riesgo de sismicidad inducida.

Además se deberá hacer un ESTUDIO DE REFERENCIA

Antes de dar comienzo a las operaciones de fracturación hidráulica de alto volumen, el operador determinará el estado medioambiental (situación de referencia) del emplazamiento de la instalación y de la superficie circundante y el subsuelo afectados potencialmente por las actividades.

Y la situación de referencia se describará y comunicará adecuadamente a la autoridad competente antes del comienzo de las operaciones.

Debe determinarse la situación de referencia en cuanto a:

a) la calidad y las características de flujo de las aguas superficiales y subterráneas;

b) la calidad del agua en los puntos de extracción de agua potable;

c) la calidad del aire;

d) la condición del suelo;

e) la presencia de metano y otros compuestos orgánicos volátiles en el agua;

f) la sismicidad;

g) los usos del suelo;

h) la biodiversidad;

i) el estado de las infraestructuras y edificios;

j) los pozos existentes y las estructuras abandonadas.

               Y la Recomendación se completa con los siguientes apartados

·         DISEÑO Y CONSTRUCCIÓN DE LA INSTALACIÓN

·         INFRAESTRUCTURA DE UNA ZONA DE PRODUCCIÓN

·                     REQUISITOS OPERATIVOS

·         UTILIZACIÓN DE SUSTANCIAS QUÍMICAS Y AGUA EN LA FRACTURACIÓN HIDRÁULICA DE ALTO VOLUMEN

 ·       REQUISITOS EN MATERIA DE SEGUIMIENTO

 ·       RESPONSABILIDAD MEDIOAMBIENTAL Y GARANTÍA FINANCIERA

 ·      CAPACIDAD ADMINISTRATIVA

 ·       OBLIGACIONES DE CLAUSURA

 ·        DIFUSIÓN DE INFORMACIÓN

 ·        REVISIÓN

 INFORME CSIM

Etiquetas: ,